Al primer síntoma y aún antes de acudir al ginecólogo, en cuyas manos te debes poner cuanto antes, puedes ya poner en práctica una serie de medidas saludables.

 
-Deja el tabaco y reduce al mínimo el consumo de alcohol.
-Si eres usuaria de altos tacones, baja unos centímetros la altura del calzado y busca la comodidad.
-Vigila tu alimentación e incrementa la ingesta de productos sanos como fruta y verduras y bebe muchos líquidos
-Lácteos, pescados y carnes blancas, así como un poco de chocolate, te vendrán bien. Las vitaminas ya llegarán por prescripción médica.
-Si no estás habituada, es un buen momento para empezar a hacer ejercicio, que no esfuerzos, como caminar.
-En el caso de que trabajes fuera de casa, trata de adoptar un postura adecuada para evitar la fatiga y el cansancio y usa ropa muy cómoda.
-Informa a tu médico sobre el embarazo ante cualquier tratamiento.
-Evita el contacto con material que pueda causar alergias.
-Descansa y, sobre todo, relájate, te ayudará a disfrutar el embarazo desde el primero hasta el último día

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *